• Manifestaciones artísticas Manifestaciones artísticas

    La Serra de Tramuntana ha sido y es modelo y objeto de creaciones de artistas diversos -fundamentalmente pintores y escritores-, desde que la Cartuja acogió entre sus muros, en el invierno de 1838 a 1839, al músico Frederic Chopin y la escritora George Sand. Estos habitaron algunas celdas de la Cartuja de Valldemossa que aún hoy albergan recuerdos de dicha estancia, como el piano que utilizó el compositor, manuscritos y primeras ediciones de la obra de Sand Un hiver & [...]

    Leer más »

PAISAJE VIVIDO

/

Técnicas y conocimientos tradicionales

PDF

Los núcleos urbanos, las posesiones y los caminos de la Serra fueron espacios de comunicación y de intercambio de productos, de ideas y de conocimientos.

Una de las riquezas más valiosas de la Serra de Tramuntana es la obra de piedra en seco. Esta técnica constructiva, utilizada desde tiempos inmemoriales, se encuentra claramente asociada a un colectivo de artesanos locales que han transmitido secularmente técnicas, materiales, procesos de aprendizaje y vocabulario especializado para ampliar las zonas de cultivo, mejorar las cosechas, evitar daños y aprovechar el agua que de manera irregular recibe este territorio.

Los habitantes de la Serra de Tramuntana disponían además de un extenso bagaje cultural, transmitido oralmente de generación en generación, y enriquecido con la experiencia y la colaboración, relativo a las técnicas y procesos agrícolas y ganaderos, así como conocimientos relativos el aprovechamiento de los recursos naturales (leña, nieve, carbón, cal, caza, pesca y navegación, recolección, minerales, piedra). También por vía fundamentalmente oral se fueron transmitiendo técnicas de procesamiento (salazón, secado, almacenamiento) y transformación de los recursos agrícolas, en las almazaras, los molinos de viento, las bodegas de vino, y de sus propiedades medicinales.

Lamentablemente, la decadencia de la actividad agrícola y la desaparición de los últimos trabajadores que realizaron estas actividades amenazan con dejar en el olvido este extenso conocimiento secular, que es imprescindible preservar y documentar para que pueda darse a conocer a las generaciones futuras.